Se fue el verano con los pies arrastrando

Se fue el verano con los pies arrastrando.
Puedo quedarme horas sin decir nada la mayoría del tiempo,
Recorro las arrugas de mi camisa
Marcando líneas en mi frente,
La avenida de mi departamento es áspera
La calle hace un mapa para después comérselo.
Ato un listón alrededor de mi cuello
Más o menos del tamaño que corresponde al tiempo de partida.
Escucho que me dice: acá aún hay sol.
Me gustan las irregularidades en el terreno de tu boca
De lo lindo es lo más lindo
Y sostengo lo que es mío
Débil y angurriento.
En algún tipo de mapa hay pasto y si no lo corto regularmente me siento solo.
Te pareces al cielo,
Lo digo por si algún día decido pegarme un tiro y necesite un lugar a donde ir.
Acabo de invertir el descenso
Y eso es un hecho real.
Gracias por dejarme mirarte dormir
Y gracias por mirarme hacer pis en la calle cuando estoy borracho
Por eso digo que eres como el cielo.
Sentado en el banquillo subía el brillo,
Volviéndome carente de importancia metafísica,
Se siente cómodo perder el tiempo empezando por aquí
Digo, por ahí no, por allá.
Me gustaría clonarme y así perder el doble de tiempo del que he perdido a lo largo de mi vida,
Empezando por subir a la caza del árbol para después sentarme en una silla plegable
Y comerme el mismo dibujo que se comió aquel chico en verano,
Eso también se conoce como amistad.
Tendí pedacitos de miradas en los alrededores
Y estoy parado afuera de tu puerta esperando el momento en que muchos rumbos se encuentran,
Hoy debería morir de sed para ser mejor en la cama.
Es de mañana y recuerdo haber muerto anoche
Cuando no estoy feliz digo la verdad,
Subo a la casa del árbol y me siento de nuevo en esa silla.
Hace unos días convertí mi cráneo en una bañera
Pensé que sería como estar en la casa del árbol,
Pero aún recuerdo como se sentía estar sentado en el árbol
Lo qué era ir al supermercado y tirar la dentadura de la abuela.
Estoy enamorado,
Me siento solo y como un lobo de plástico
No tengo nada que decir la mayoría del tiempo
Es casi febrero y la palabra “ouch” suena en mi cerebro
Mientras rezo por algo que me dé un poco de sombra.
Tengo una banquita debajo de la cama
Y soy silencioso mientras estoy ahí y mis compañeros creen que estoy durmiendo
Pero en realidad intento conversar sobre a qué hora del día uno es más feliz
Sin importar en que parte se esté.
A veces no puedo imaginar el tiempo sin una ventana al lado y una hormiga descansando.
Nadie quiere nuestro pasado,
Ni vernos a la cara
Estoy entremezclado después de donar algunos órganos.
Es bueno si todos podemos verte
Aunque creo que ya lo dijimos
Pero se siente real para mí y eso mejora las cosas
Y si no te conociera existiría también una tercera guerra mundial
Pero bueno se fue el verano con los pies arrastrando,
Grabare lo lindo de nuestros días para después borrarlos.

Fotografía por asketoner

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *