Rückkehrunruhe

Puedo mentirme muchas veces,
pecar morbosamente,
sobrevivir 3 tiempos,
pero solo eso.

Fui una verdad,
pero a ti nunca te gustaron los absolutismos.
Querida, si en verdad soy parte del infinito.
¿Qué sentido tendría ser algo menor que eso?

Un acartonado libreto como vida.
Sin propósito.
Tal vez el tuyo es amarme,
pero eso es demasiado egoísta.

Dentro de mi tengo todos los miedos esenciales.
Asquerosamente carnales.
Conscientes.
Mientras llego a eso, la niebla se disipa.
Te levantas,
nos dejas solos.
Y yo vuelvo.

Fotografía por Barbaros Cargurgel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *