Romance platónico

Esto no pasará de un romance fallido que construiré en mi cabeza cuando te dé la bienvenida de un viaje largo que tomaste sólo para venir a verme y darte cuenta lo sencillo que suelen ser mis días, comer algo diferente que quizás te guste o tal vez te disguste, caminar en frente de un palacio a mediados del verano con silencios prolongados porque es que en realidad me sentiré intimidada por tu mirada y después de unos tragos te invitaré a mi cuarto porque sabes hasta dónde has llegado y seguiremos platicando, me seguirás preguntando, yo temiendo que quizás no te guste mi cuerpo pero de mis besos no tengo miedo más que nervios porque confío en ellos. Después llegaremos al cuarto sin nada, ya con las sábanas renovadas y pasarán las horas entre el tacto y el contacto con el parpadeo de las luces, los besos de incertidumbre y los tragos de mezcal que nos dejarán llevar. Dormiremos a las 3am para despertar al diez para las 9, nos lavaremos los dientes, nos borraremos los besos, te invitaré un desayuno extraño, saldremos por helado y volveremos en la noche a follarnos hasta que vuelvan a dar diez para las 9, nos lavaremos los dientes, nos borraremos los besos, cerraremos la puerta ya con tu maleta puesta para que tomes el viaje de regreso esperando volver a verme o quizás para no volver a verte y esto no pasará de un romance fallido, algo muy efímero, mimetizar 7 días tu alma con la mía, lamer nuestros latidos, vibrar entre sentidos, vivirnos unos días y seguir con nuestras vidas.

Fotografía por asketoner

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *