Rizos tras rizos

Es que eres tú, con esos ojos
rizos tras rizos
entre paredes blancas.

Eres tú con todo lo que no quiero
pero con cada uno de mis deseos
cumplidos en tu persona.

Es esa piel, tan tuya, con lunares
con rosados labios
y la voz escasamente varonil.

Eres tú, con cada una de tus manos
mil errores que no aceptas
testarudez de tus ojos y boca.

Y esta soy yo, sin dudas
de que eres lo que quiero.

Y esta soy yo, con mis cabellos
con mi piel morena
entre paredes negras.

Soy yo con esa ternura de lo incierto
sin cumplir deseos
ni de lo que esperas conseguir.

Lo cierto es que no nos esperábamos
coincidir
comprender
amarrar nuestras almas.

Sin hilos rojos, sin amor,
solamente coincidir
y quedarnos así
para siempre.

Fotografía: Dennis Schnieber

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.