(Re)Encuentro

Volver a verte fue abrir la herida nuevamente por que me dolió. Fue como un deja vu de emociones inmenso, inexplicable.

Volver a verte fue revivir experiencias, como viajar en el tiempo, por un instante creí regresar al punto en el que no sentía que nos faltaba algo, en el que estábamos completos y eramos suficiente.

Volver a verte fue una lluvia de flashbacks, acompañada de sentimientos los cuales me hicieron sonreír como antes, como siempre. Fue ver todo en cámara lenta, como si le hubieran puesto pausa a la vida.

Volver a verte, revolvió mi estomago y también mis pensamientos, por un momento sentí que todavía te quería.

Volver a verte, después de tanto tiempo fue inesperado. No supe que decir ni que pensar, simplemente no supe como actuar.

Volver a verte no fue agradable por que después de la magia llego la realidad y recordé que ya no estábamos juntos,que ni siquiera nos hablábamos. Recordé también cuanto daño nos hicimos y que por todo esto, era mejor ya no hablarte y ya no verte.

Encontrarte me sirvió para darme cuenta -para confirmar- que ya no quería volverte a ver.

Fotografía por Bill Dane