Que nada te perturbe. Suelta.

Pensé que me era difícil soltar cosas, situaciones, personas… Pero poco a poco, teniéndome paciencia y amor, me he dado cuenta que soy mujer de cambios y avances constantes, me muevo con la vida y me dejó llevar. Soltar es el reconocimiento de que algo ha terminado, algo está concluyendo, sea lo que sea: una relación de cualquier índole, un pasado fastidioso, un hogar que he amado, algo que me haya podido ayudar a definir quien soy. Es el momento de dejarlo ir, permitiendo la lluvia de sentimientos y sensaciones que vengan, para rendirme y aceptar eso más grande que me espera ya en esas nuevas dimensiones por apreciar.

Mucha gente cree que puede dañarte o ‘vengarse’ de tí, consciente o inconscientemente, ¿de qué?, quién sabe, solo ellos saben el porqué hacen lo que hacen, lo que no saben es que mientras ellos confabulan, tu estás avanzando a grandes pasos dejando todo eso estorboso en donde le corresponde junto con todos ellos y sus pesares, todo eso que, mientras ellos ríen, tu estás sonriendo por tu presente y futuro prometedor.

Sólo te diré: Que nada tumbe, que nada destroce, que nada derribe, que nada perturbe.

Fotografía por Pierre Wayser

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.

Sección: Inside
Avatar

Adriana Balderas Abarca, artista escénica y escritora, nació en Durango, Durango en 1984. Actualmente radica en el estado de Tlaxcala, México. Virgo. Amante del arte en general. Comienza sus estudios en la universidad en el estado de Puebla en el Instituto de Estudios Superiores incorporada a la BUAP, en la carrera de Ciencias de la Comunicación y Apreciación Cinematográfica. Licenciada en Artes Escénicas, con especialidad en Dirección y Montaje Teatral.