Prisioneros

7 abril, 2018

Y después de todo,

lo que siempre me ha quedado,

es el sonido pluritonal que evocan,

significados vagamente escondidos.

 

las palabras y las letras,

que fueron mi primer amor,

y que serán el ultimo.

 

las palabras y las letras,

o en agudo temor,

de la imagen vicerosa, clara o pixelada,

de una realidad que ella misma no se creería,

a las horas, todo es palabra,

escrita, dicha o imaginada.

 

quiero quitarle el cuerpo a las palabras,

los cuerpos me torturan,

las palabras me alivian,

¡quiero quitarle el cuerpo a las palabras!

 

en la sombra,

como sin ser descubiertos,

el poder de los cuerpos,

se asoman,

a la universalidad de ellas.

 

 

 

 

Liberarlas,

Liberarme,

tan necesarias de ida y vuelta,

tan sofocantes de arriba abajo.

 

Esta piel,

esta obsesión,

¡el ahogo!,

Quiero quitarle el cuerpo a las palabras.

Fotografía: Dennis Schnieber