Premeditada

Flotando entre la mierda estoy .

Sin muchas opciones, o tal vez las que existan son muy poca cosa para mi.

Así vivo, basura acumulada, sueños efímeros de felicidad y amor.

Me preguntó que pasaría, si no estuviera rodeado de mierda?

Acaso sería distinta?

si me sometiera a todas esas normas en las que no creo, si me pusiera de rodillas ante su dios o si besara el suelo.

Pero mi ser  es anacrónico y eso  me ha llevado a seguir flotando, sin poder curar mis heridas, sin evitar mis tristezas, sin dejar de cargar a mis muertos, sin tener paz.

Por ahora estoy a la deriva mental, flotando sobre  los desecho de mi desgastada existencia.

Fotografía por Patrick Liebach

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *