Posmodernidad

21 noviembre, 2020

Habitando anuncios coloridos e ilusorios,
removiendo escamas lindas de lo prohibido.
Nos hemos pasado la vida creyendo en lo otro.
Se nos ha pasado el tiempo dando click a lo sexy.

Galopando entre masas de almas y muelles,
devastando, copiando, los pocos amaneceres.
Ya no hay más que espumas grises llorando en las aulas.
Se nos ha ido la vida persiguiendo un micrófono.

Escribiendo artículos pagados que lee solo el triste,
recorriendo la historia como si jugásemos cartas.
Hemos agotado a la vida cantando prosas tan vacuas,
reviviendo revoluciones que desaparecen tan pronto.

Destruyendo rutas del emprendimiento pueril, cansado,
plagiando miradas de quienes lucharon por nosotros.
Ha pasado la noche mientras comemos un kiwi faraónico,
toda vez que salimos de ese umbral tan doméstico.

(Poblando cafeterías, bares y vacíos.
Nos hemos pasado la vida compartiendo cariño.
Como si el único deseo fuese fundirnos con alguien.
Como si eso calmase esa cruel hambre.
Como si eso reparará la sonrisa de niño).

Fotografía por Sander Larsson Framnes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *