Para una hermana

19 agosto, 2019

 

Artemisa

Te veo afligida en la pared Intentando hacer con la mano, lo que no nos dejan hacer nuestros padres cuando somos niños

garabatos

Tus primeras palabras que salen de tu boca como último balbuceo

Uno dice tu nombre, otro

m

              a

                               r.

Tan pequeña y grande

¿Cómo el alba nos ha vestido desde el vientre de mamá?

Eres esa noche que viste mis miedos

sonríe, sonríe, no dejes de sonreír

Poco a poco seremos grandes

Nuestra compañía será influenciada por gatos, soledad y algo pronunciado como melancolía. No temas de esto que nombró

Teme de las personas que no saben llorar, teme a ser desaparecida

y encontrada a los días muerta

Te quiero fuerte y también te quiero vehemente

Mujercita bañada en flores de amapola, sombra de la luna, caminante verso

Te llamo sirena, como encanto femenino de la dicha de coincidir en este universo-tiempo

Artemisa

R

T

E

        f-u-t-u-r-i-s-t-a de mi vida

Luce tus mejores poemas, camina, levántate, abrázame fuerte

deeetente

Ya sabes caminar.

Fotografía por Steven Simon

por

Diana Arámbula nació en Guadalajara, Jalisco México. 25 de septiembre de 1997. Estudiante de Estudios Liberales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *