Ola

21 octubre, 2021

Ola
petrificada
cual registro
de una nieve blanca
deambulando entre una selva lejana
en la que se detiene el sonido.

El tiempo que la cubre
casi por completo.

La ola no siente el frío.

Inmóvil ante su reflejo.

Viva tras la palabra.

Espontaneidad como ritmo;
ritual para curar el alma,
para salvaguardar el instinto
de la vida cotidiana,
de todos sus abismos.

Hoja y espíritu.

Casi accidente.

Cruel y cruda.
Laberíntica.
No huye, pero no entra.

Painting of clouds.
Like touching mirrors.

Ola al final
entre el océano.
Pliegue en medio de la multitud con sus perfiles sombríos.
Como si los compartiera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *