Nos jodió

No es de extrañarse, el capitalismo nos jodió tanto el alma que nuestros cuerpos están medio colgando todo el tiempo, viviendo en el reino de la pobreza que nosotros mismos establecimos.

Le llaman «disociación» y juran que una pastilla fortalecerá el vínculo entre cuerpo y alma.

No me atrevo a arrodillarme en donde no pertenezco.

Fotografía por Abel Ibáñez G.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *