No mires atrás

Nunca podremos ver las cosas de la misma manera, todo está en un constante cambio, las cosas cambian y las personas también.
El problema viene cuando a pesar de saberlo, tenemos el anhelo de que las cosas sean como antes, como si nada hubiera cambiado, que todo esté igual para que está vez podamos hacer las cosas bien, para que podamos hacer todo lo que un día no nos atrevimos a hacer, para intentar arreglar algo que quizá ya hemos arruinado

o no.

Fotografía por Richard P J Lambert

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *