Muerte

Soy tan jóven, como para sentirme tan muerta.

Y es eso, como alguien relativamente jóven, espera la muerte como un deseo como si fuera un regalo?

Claro, en estos  tiempos la muerte debería ser un regalo, después de tanto fracaso emocional y laboral, tal vez sea un respiro para el cuerpo.

Se que ese día no llegará pronto, porque sería una salida muy fácil, pero no serviría de nada.

Queda asimilar, sanar, enfrentar y continuar con las metas establecidas.

Fotografía por asketoner

Sierra Contreras

La rara de la clase, fiel creyente del amor bonito. Futura criminologa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *