Matadero Cinco

La historia de un superviviente de la matanza que, muchos años más tarde, es raptado y transportado al planeta Trafalmadore es una de las muchas tramas que se entrecruzan en una obra profundamente innovadora, en la que resplandecen cegadoras metáforas de la nueva era y en la que los pasajes de ciencia-ficción funcionan a la manera de los payasos de Shakespeare. El humor, a menudo muy negro, es esencial en la obra de Vonnegut, quien ha afirmado que «lo cómico es parte tan integral en mi vida que empiezo a trabajar en una historia sobre cualquier tema y, si no encuentro elementos cómicos, la dejo».

Autor: Kurt Vonnegut Jr.
Año:
1969

Si ya leíste el libro, comparte tu perspectiva dejando un comentario abajo.

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.

Sección: Libros

Lo que no mata no sirve para nada. El lobo que no se come al cordero no entiende su naturaleza de lobo. El cordero que no se deja comer no entiende tampoco su naturaleza de cordero. A Darío Bracho no le gustan los lobos ni los corderos porque no sabe si irle a unos u otros. Lo que sí sabe es que el le gusta el vino tinto y el chocolate. También le gusta el cine, el viejo, el de Antonioni y Bergman aunque sabe perfecto que ya nadie ve esas películas. Nació en la Ciudad de México cerca de Tlatelolco. Tlatelolco le gusta mucho y cada vez que truena con alguien va a emborracharse a las calles de la colonia Guerrero pensando en Saúl Hernández de Caifanes. Sí él, salió, porque uno no va a salir. Leyó a Rulfo y le gusta. Leyó a Octavio Paz y no le gusta. Le gusta Facundo Cabral y las muchachas en abril. También, por su puesto, la María en el trigal. Sabe que “La estaca” es una canción española y que hay que sacarla para liberar el coche. Con eso basta. Podría cumplir, cincuenta años, qué más da, como el personaje del poema “Límites” de Borges. Podría salir con cualquiera. Es trovador y licenciado. Le gusta romper piñatas.

5 comentarios

  1. La odisea de Billy Pilgrim entre la Tierra y Trafalmadore es una experiencia revitalizante. De hecho, en general, leer a Vonnegut es muy gratificante. Matadero Cinco fue el primer acercamiento que tuve a Kurt y, desde entonces, no he parado de leerlo.

  2. Sean Barrs

    De vez en cuando lees un libro, un libro que toma todo lo que creías que creó una excelente novela y lo rompe en pedazos; luego le prende fuego y lo arroja por la ventana en un despliegue de pura brillantez individual. Así me sentí cuando leí esta novela desordenada y absurda, pero fantástica.

  3. Linda Ramírez

    Me gustó porque me gusta todo lo que he leído de él. Los temas y personajes recurrentes, el uso de la repetición para dar énfasis y alivio cómico, su irreverencia y falta de sensibilidad posmoderna brillan como siempre aquí.

  4. Cecilia Ortíz

    Un libro extraño e intrigante que encontré muy difícil de calificar: una mezcla de memorias de tiempos de guerra y ciencia ficción, a veces desgarrador, a veces divertido y otras veces estimulante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *