Llovizna contemplada desde la ventana de un autobús

15 mayo, 2019

Llueve y esa lluvia moja nuestras almas. Empieza el cielo a oscurecerse, nuestros corazones se estremecen, se extrañan sutilmente, tanta distancia me hace pensar que vivís en otra ciudad. Yo sé que nos volveremos a ver y lloverá ese día/noche, estrellas fugaces como hojas secas en el asfalto mojado, pasarán por encima de nuestras cabezas. Te pienso y deseo que los astros te protejan siempre. Me soltaste y sin darte cuenta le disparaste a mí alma de nuevo. Qué la lluvia de hoy nos cicatrice, nos libere por fin de nuestro pasado amargo y podamos ser pájaros, dos colibrís para ser más exactos.

Fotografía por Alex Hulsey

por

Quizá encaje en el tercer lugar del alfabeto. Disfruto de un buen vino, de la lluvia empantanada, las tardes de otoño deshojadas, compañía o soledad para eso soy descomplicada, siempre he sabido inventar... ¿Luna? ¿Yo? Qué tal mucho gusto: - Musique - Café - Cálida - Cine - Poesía - Contraste.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *