Perdí la cabeza con un extranjero, me volqué a quererle saber, probar, sentir.

Bajé las armas y se coló en mí. Me descolocó, no previ. Solo aconteció.

Mi tragedia es que me enamoré de él.