La Nona

24 mayo, 2020

Las cosas camban a toda hora.
A veces solo damos vueltas persiguiendo la tierra mientras gira.
Dejamos que el tiempo nos arrastre con olas haciendo que olvidemos las memorias de cuando sabíamos flotar.
Ahora California le tengo rencor sin ganas de volver.
Mi pausa de hoy es para decir que también he sido espina.
Intente ser cómico con una antología, que solo quería darle alegría a tu día.
Me volví un vampiro dándole todo a la penuria casi un kamikaze chocando con la lujuria.
Y mientras intento entenderte me pregunto ¿O el tiempo esta quieto y nosotros nos movemos alrededor haciendo prestamos y apostando?
Si el tiempo se pierde ¿a donde va?
Si gano algo de tiempo ¿a que cuenta me lo depositan?
¿Sabra el tiempo lo mucho que te pienso?
Preguntas para las que menos mal ya tengo respuestas menos lo que quieres de mi.
Lo bueno que cada historia termina con final abierto, todos despertando y yo sigo despierto.

Fotografía por asketoner

por

Un autor desconocido pero que fácilmente se puede familiarizar con muchos jóvenes contemporáneos o como lo llamo “juventud en implosión”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *