La chica de ayer

Solía ser una chica de corazón calido, tierna, divertida, con humor, quizá un poco empalagosa, era una chica que te hacía sentir especial, pero nunca pensó que esas pequeñas virtudes, se esfumarían.

Resulta que conoció a un chico, agradable, divertido, amoroso. Fue la primer impresión que aquella chica se llevo, con el tiempo, aquel chico comenzó a cambiar, su actitud era brusca y pesada, todo de ella le molestaba, aprovechaba cualquier momento para humillarla y hacerle sentir que no valia, entonces ella también cambió, su corazón se hizo piedra, la ganas de abrazar a su chico, eran practicamente nulas, ya no lo extrañaba, aquellos whats llenos de amor, simplemente desaparecieron, ya no le emocionaba verlo llegar, su brillo se fue….

Aquel amor, en un recuerdo se convirtió.

Fotografía: Valentina Varas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *