Juan

31 mayo, 2020

Te amo de pies a cabeza
Te amo acurrucados en tu sofá
Te amo con destellos violetas y luces de acuarela.

Solo quisiera aclararte que te odiaría pero me hiciste creer en el amor.

Llegaste de forma inesperada y te metiste en mi organismo, como quién decide oler una flor.
Recuerdo que me diste chocolates, recuerdo que comimos helado en una banca del Parkway, recuerdo que me besaste y yo te folle, recuerdo que luego me tomaste la mano y allí, en ese instante decidí ser tuya, aunque me lo negara.

Siempre recordaré el 20 de julio como la primera vez que te dije te amo y el 7 diciembre porque prendimos velitas y fuimos felices.

Espero que el mundo entre tus sábanas nunca se acabe y espero ser calor para tus días de invierno.

Quiero besarte hasta que se me agoten los labios
Quiero tocarte y dormir en tu piel las eternidades que me sean necesarias.

El amor siempre se acaba, lo sé, no tienes porqué repetírmelo.
Pero quiero imaginar que este momento será mío para siempre.

Y que nunca dolerá. Ambos sabemos que me estoy mintiendo, pero esta vez quiero soñar.

Tú, tú, tú y tu amor
Tus buenos días, tus buenas noches y la forma en la que comes sushi.

Esta declaración de amor es tan desordenada como mi cabeza al besarte y tan romántica como tú y tus dibujos rosas.

Te quiero amar entre paredes, paréntesis y colores
Te quiero abrazar en cada fiesta de Halloween y jamás saltar de un cuarto piso ni de una habitación de hotel.

Quiero tu voz a media noche
Quiero tus besos en la mañana y el tinto agrio que suelo tomar al desayuno

Te quiero a ti. Sólo te quiero a ti.

Fotografía por cem celik

por

Déjà vu andante y dramaqueen de tiempos libres. Diseño y a veces escribo, tomo fotografías análogas y camino sin rumbo. @hoyestoyraro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *