Iluso

15 julio, 2018

Escribís cosas tristes con la esperanza de algún día volver a leerlas, quizás con un sonrisa en tu pálida cara.

Fotografía: mosthvost

por

La mente es un avión de papel impulsado por sueños psicodélicos.