Hoy y mañana

3 enero, 2021

Quizá lo único que queda es aceptar que las cosas ya no son como eran, que la vida pasó y que el cambio es necesario, inevitable.
Habría que aceptar que a veces ese es el precio de las cosas más hermosas, porque a fin de cuentas, nada permanece inalterable.
Aceptar que hoy estás aquí y quizá mañana solo pueda ver tu espalda caminando hacia el horizonte mientras yo permanezco en ningún lugar.
Agradecer que estés aquí, y llegue un final o no, vivirte como si fuera mi último día en la tierra.

Fotografía por Michel Nguie

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *