Gracias por nada

La intención es lo que cuenta. Acción evasiva pero con mucha ilusión de ser redimido. Ya sé, una de tantas disculpas a mi mamá pero inmortalizada en un formato obsoleto con poco espacio. La intención es lo que cuenta.

Es un truco de marketing. Agradecer, tomar perspectiva, sentirte afortunado, aunque sea de todo lo que tienes. Creo que funciona como un amuleto o eso dicen los nuevos coaches, al menos así lo entiendo. Creo que si funciona. Gracias por nada, pero gracias. Dije gracias.

Así debió haber sido el videoclip de Se murió de amor de Bobby Pulido. O tal vez con esa canción debió terminar la película E.T. Una de dos.

Sólo Frank. Ídolo de chicos y grandes. Frank, si estás leyendo esto quiero que sepas que te quiero mucho. Salu2.

Fui a una boda millenial. No sabía que me sabía todas las canciones. Me puse muy pedo. Cásense más y me invitan.

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *