Gato

A veces me dan ganas de hablarle,
pero sé que no debo hacerlo, es una tortura.

No entiendo por qué las cosas ocurrieron así, no tenía que terminar tan mal.

Fotografía: Dima Semenovykh

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.