Fuckboy

Tu expresión cuando te estás corriendo.

Los alucinantes gritos de Jim Morrison en «The End».

La gente pasando en la noche.

La calle bien oscura.

Tu respiración alterada, mi respiración alterada.

–¿De verdad quieres hacerlo?
–De lo contrario no lo estaría haciendo, hago lo que quiero.

Tu voz suavizándose cuando estás a punto de terminar.

Tu expresión coqueta de casanova, la arrojas mientras tocas mi pierna.

Tus manos deslizándose en mi espalda.

Tu expresión al tocar mi espalda, relajado con los ojos bien cerrados.

Tu voz.

Tu olor, juntándose con el mío.

Nuestras respiraciones se hacen una.

Nuestras lenguas jugando.

Mis gemidos suavizándose y luego vuelven a subir de tono.

Tus manos largas, recorriendo mi espalda.

Mis manos delgadas recorriendo tu entrepierna, bajando, bajando.

Bailas, mientras dices música disco, baila.

No bailaré si no siento el ritmo.

Le subes al volumen y sigues bailando mientras aprietas los labios y mueves los brazos, bajas la cabeza y agitas el pelo.

Tus ojos bien cerrados, tus pestañas largas juntándose cuando me besas.

Dioniso dándonos de beber vino.

Fotografía: Aëla Labbé

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.