Falsificar recuerdos

Cuéntanos un poco sobre ti y cómo te iniciaste en la fotografía. ¿Qué te inspiró a comenzar a hacer fotos?
Desde muy pequeña siempre anduve por la vida con cámara en mano retratando a mi familia, a mi casa, a los amigos y a mí misma. Era tan normal que jamás lo vi como una profesión hasta que mi familia sembró la idea en mi cabeza poco antes de que tuviera que inscribirme a una facultad.

Cada quien tiene un estilo único. ¿Puedes describir cómo definirías tu estilo y qué elementos visuales o conceptuales lo caracterizan?
Mi estilo o premisa tiene mucho de las raíces de la fotografía, se trata de coleccionar recuerdos y todavía más allá: falsificarlos. Es crear un juego entre la fotografía y el sistema límbico del espectador, estimulándolo y que pueda apropiarse de un recuerdo que tal vez no le pertenece. Como cuando te llega un olor y te recuerda a algo pero no sabes a qué.

La fotografía tiene el poder de contar historias y transmitir emociones. ¿Puedes compartir una experiencia en la que una de tus fotografías haya tenido un impacto significativo en las personas o en ti mismx?
Hace unos años compartí unas fotografías que se habían tomado en el 2011 [aproximadamente] de casa de mi bisabuela antes de dejarla atrás, le escribí algo pequeño sobre todavía seguir despertando con ese recuerdo detrás de la nuca después de tantos años y ciertas personas me dijeron que les pareció bastante fuerte y les causó mucha melancolía. Ninguna de esas personas conoce esa casa, no saben que tenía seis cuartos, un árbol de higos y mi infancia ahí, pero se apropiaron de ello. Esa fue la primera vez que me di cuenta de lo sencillo que es estimular los recuerdos de las personas porque no somos tan diferentes como pensamos. Impactó en mi pensamiento y más importante, impactó a mi trabajo.

¿Cuál ha sido tu proyecto fotográfico más desafiante hasta la fecha y por qué?
Los proyectos más desafiantes para mí suelen ser los comerciales porque no siempre puedo trabajar bajo mis emociones.

La tecnología y las herramientas de edición de fotos están en constante evolución. ¿Puedes hablarnos sobre las técnicas o equipos que consideras esenciales para tu trabajo?
Dependiendo del trabajo que esté haciendo. En mi trabajo personal como equipo esencial sólo considero la cámara y cualquier otra herramienta sólo la utilizo cuando veo que necesita algún retoque o corrección de color. En mi trabajo comercial es indispensable usar Adobe para poder jugar con las fotografías dependiendo de la intención del producto.

Hay muchos géneros en la fotografía, desde retratos hasta fotografía de naturaleza. ¿Tienes un género favorito en el que te sientas más cómodx o que disfrutes más fotografiar? ¿Por qué?
La fotografía de espacios y objetos como retrato es lo que más me gusta, es con lo que más siento y con lo que mando mejor mi mensaje. Por otro lado también la fotografía de producto, es más sencillo que tratar con personas.

¿Puedes compartir una anécdota interesante o inusual que hayas experimentado mientras hacías fotografías?
No creo que haya sido inusual pero sí fue bastante interesante cuando detecté que mi ojo muchas veces ve cosas dignas de fotografiar pero cuando me asomo por el visor de la cámara ya no tienen sentido. Otras veces a mi ojo no le provoca nada lo que estoy viendo pero a través del visor todo cambia, es como un tercer ojo.

Muchos fotógrafos encuentran inspiración en otros artistas visuales o en la vida cotidiana. ¿Cuáles son algunas de tus fuentes de inspiración?
El psicoanálisis, la música, más fotógrafos, de pronto también los libros, pero como común denominador de todo aquello, y lo que más me fascina, es el ser humano.

La fotografía es un medio visual, pero a menudo también tiene un trasfondo conceptual. ¿Has trabajado en proyectos fotográficos que aborden temas o conceptos específicos? ¿Puedes compartir información sobre uno de esos proyectos?
Cuando había tenido la oportunidad de hacerlo lo rechacé porque no había querido trabajar a partir de un concepto que no es mío, pero ya próximamente estaré presentando mi trabajo en un proyecto ciudadano.

¿Qué te inspira a la hora de crear nuevas imágenes? ¿Tienes algún ritual o proceso creativo que sigas para encontrar inspiración?
Nada más llevar la cámara conmigo y el proceso ocurre solo o también puede no pasar. Depende de cosas como el clima, si es cámara digital o análoga, si es análoga qué rollo estoy tirando y a qué iso, de cómo se ve el panorama a través del visor, etc. Trato de no forzar mi proceso creativo.

La edición y el postprocesamiento son partes esenciales de la fotografía. ¿Tienes un enfoque particular en la postproducción de tus imágenes?
En mi trabajo personal me gusta que se vean lo más crudas posibles pero también depende de mi intención. Por lo general trato de sólo hacer las correcciones necesarias para que sea lo más cercano al ojo humano o levemente más atractivo jugando con las luces, medios tonos y sombras para crear un poco más de profundidad.

Para lxs aspirantes a fotógrafxs que puedan estar leyendo esta entrevista, ¿cuál es el consejo más valioso que has recibido en tu carrera o que te gustaría compartir con ellxs?
Es importante que como autores seamos lo más genuinos y abiertos que podemos ser para que quien mire nuestro trabajo pueda ser lo más genuino y abierto para poder recibir el mensaje.

Recomiéndanos la cuenta de Instagram de algún artista que te guste su trabajo.
@vicesvices