Excusa perfecta

¿Qué cámara utilizaste para hacer esta fotografía?
Canon AE-1 program, con un Fujifilm Superia x-tra 400.

¿Cómo fue el proceso de editarla?
Me gusta la espontaneidad de tirar en rollo, muy rara vez edito. Un recorte y ajuste de luces a lo mucho.

¿Qué recuerdas del día en que la tomaste?
Fue un sábado de Abril del año pasado, quería un retrato con los claveles que me regalé esa tarde. Hacía una luz preciosa por mi ventana, así que tome mi cámara y me amoldé a ella. Las flores siempre han sido mi excusa perfecta para desnudarme (sentimentalmente) frente a la cámara.

Trabajo mucho con la anatomía femenina, la iluminación natural y sus sombras, lo orgánico, la melancolía y la intuición. Suelo surfear mucho por la internet explorando el trabajo de otros fotografxs, conocer la visión de otrxs me permite descubrirme mas a mí misma.

¿Qué sentimientos te provoca mirarla?
Resiliencia. Cada auto retrato que hago es un encuentro intimo y revelador conmigo misma. De alguna forma, al verle, siento que puedo conectar con lo que estaba sintiendo en ese momento.

¿Qué es lo que más te gusta de esta fotografía y por qué?
El juego de luces. Los tonos cálidos y el delicado contorno del cuerpo me conducen inmediatamente a un estado de meditación espontánea.

¿Qué es lo que más disfrutaste del proceso?
Experimentar con la luz, como interactúa con el entorno. Por lo general, cada autorretrato que hago lleva un sentimiento detrás de sí mismo. Solo me dejo llevar por lo que siento en el momento.

¿Qué fue lo que más trabajo te costó y cómo lo resolviste?
Montar todo el set, I guess. Todo proceso creativo es aprendizaje, independientemente del resultado. Es lo que más amo de todo esto.

¿En qué formato y en dónde te gustaría verla expuesta?
A los ojos de quien la disfrute tanto como yo, realmente no tengo planes de exponerla en físico por ahora.