Este texto esta muy forzado

El silencio que aturde a gritos la habitación es solo un poco de lo que tratas de decirme.

Fatal de los destinos: Como cuando nos cruzamos y nos fuimos de paso y en tu mirada se veía el fuego que no pudimos apagar.

Yo también me moría de miedo.

No lo podía  disimular.

No lo pude controlar.

Y ahora, muy así de vez en cuando te quiero. Aunque sea muy forzado quererte.

Fotografía por asketoner

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *