Este texto esta muy forzado

El silencio que aturde a gritos la habitación es solo un poco de lo que tratas de decirme.

Fatal de los destinos: Como cuando nos cruzamos y nos fuimos de paso y en tu mirada se veía el fuego que no pudimos apagar.

Yo también me moría de miedo.

No lo podía  disimular.

No lo pude controlar.

Y ahora, muy así de vez en cuando te quiero. Aunque sea muy forzado quererte.

Fotografía por asketoner

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *