Enredos no tan enredados

Llaman los lazos para decirte que ellos no son los villanos. Dicen que si llegaron acá, fue porque tú los llamaste y que si ahora no te puedes ir, es porque les pediste que no te dejarán.

Dicen que atarte no es lo que te rompe, lo que te hace añicos es el otro lado de la cuerda.

Quieren que te diga que no por más nudos que le hagas a la cuerda, más fácil te escapas (que los nudos solo te hacen bolas a ti mismo).  Y las tijeras tampoco son la solución porque uno nunca sabe el punto medio donde se debe cortar (eso nunca viene señalado) y al final, a uno siempre le acaba faltando y a otro sobrando, y a nadie le gusta salir caminando con un montón de cuerda extra entre las patas.

Dicen los lazos que si lo que quieres es desatarte, que te dejes de hacer bobo, que los sueltes y listo. Tú eres el que te aferras a ellos pero a ellos no son a los que les aterra la caída…
                           …preguntan que si buscas excusas para quedarte, o razones para irte.

Fotografía: Emilio Ramírez