Eloisa

In Memoriam

Eloísa, estas acostada en el sitio correcto.
Tu piel se perdía entre las sábanas y eran tus venas:
Racimos de espuma que la luz acariciaba.
Tu silencio se veía más pálido con el paso de las horas                                                                    y nadie en la casa se quería dar cuenta.

Tus ojos decían muchas cosas, Eloisa
Y aún asi hablabas.
Tu rostro
No era el que besaban tus hijos
Si no el de tu esposo un día antes de irse.
Ya estás a su lado Eloisa
Y cantas
Y te puedes levantar
De la transparencia que te ató a esa cama.

Fotografía por TolikTolik TolikTolik

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.