El Salado

20 septiembre, 2021

Pasados unos días luego de terminada la masacre, algunos de los aliados de los impostores deciden cambiarse el uniforme y arribar a lugar de los hechos para intentar vender sus soluciones de paz y reparación. Al bajar del helicóptero, cercan la zona en la que se han abierto las fosas comunes, encienden las cámaras y abordan a una señora con la intención de entrevistarla.

—Buena dama, ¿cuál es su nombre?

—No sé.

—¿Su edad?

—No sé.

—¿Los vio llegar?

—No sé.

—¿Sintió mucho temor ante la llegada de los guerrilleros?

—No sé.

—¿O cree usted que fue una acción de las autodefensas?

—No sé.

—¿Cómo se encuentra usted en estos momentos?

—No sé.

Confundidos, lo entrevistadores dirigen la mirada a la fosa común y a unas fotografías dispuestas sobre el suelo en las cercanías de la misma.

La mujer se percata de la pregunta que está por llegar. Rompe en llanto.

—¿Ellos eran sus hijos? —preguntan.

—Sí

por

Cristian Felipe Leyva Meneses (Armenia, Quindío, Colombia,1997… ? ) Aprendió a tocar la guitarra y a escribir poemas más allá de sus probabilidades. Algunas revistas estuvieron dispuestas a seguir su juego: ERRR Magazine, Seattle escribe, Himen, Palabrerías y otras. Ocupó el segundo lugar en el V concurso departamental de cuento Humberto Jaramillo Ángel; fue invitado al XI Festival internacional de poesía de Manizales y al XXXVI Encuentro nacional de palabra, fue uno de los ha participado en varias antologías de microrrelato, cuento y poesía. Actualmente cursa una licenciatura en Literatura y Lengua castellana, además de organizar conciertos y recitales poéticos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *