El próximo sábado

Te vi acercarte lentamente, mi canción favorita y tú, combinaban perfecto, vi tu mirada, tu sonrisa,  un hola y sentí todo. Fue fácil saber cuáles eran tus intenciones y bueno las mías eran básicamente las mismas, me diste ganas de todo contigo.

Bailamos, cantamos, tomamos. Pero fue la forma en que me cantabas al oído y tomabas ron, la forma en que bailabas y me  tocabas, tus manos en mi cintura, tu risa y tus labios, ¡bésame!

¿Te quedas o te vas?  Salí corriendo de ahí contigo.

Ebrios. Voy sentada a tu lado, poniendo mis canciones favoritas, cantándote, de la mano.

Esta noche, esta madrugada, este amanecer solo somos tú y yo, no conozco tus sentimientos pero los puedo sentir, puedo sentir tu piel enchinarse cuando te toco, puedo sentir tus latidos a mil por hora cuando te beso, puedo sentirte, es química, es magia.

Cruzamos líneas sin importarnos consecuencias, tampoco el después.  Coincidimos y nos dejamos llevar.

Llego a casa, me despido con un beso largo, con un cuídate, gracias nos vemos el próximo sábado.

Fotografía por Paco Poyato

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.