El globo rojo

Se le estaba olvidando algo, que era rojo, desinflado.

Cuando bajó a la tierra, Julio comenzó a llorar. Él sentía la caricia del llanto y pensó:

–Julio me necesita, ¿qué haré morir o no morir? –

Resucitar.

Fotografía: John Kilar | Instagram

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.