El amor es una cicatriz

El amor es una cicatriz
construida sobre lágrimas,
sobre miedos cubiertos de sueños.

Es felicidad, dar y recibir,
la añoranza de ser, de existir, de realmente vivir.

Enfundados en sueños, en caricias y voces dulces
nos dejamos guiar por su aroma sutil, peligroso,
que es trampa pero también salida.

Es ceguera, pero también es luz.

Ambigüedad, plenitud, vacío.

Es incondicional,
puede volverse tormento, pesadillas,
caídas eternas.

Es la fortaleza que emerge y nos salva,
o la pena que más nos embarga y nos quema con llamas
que convierten en cenizas a todas las sombras viejas para que
regrese la vida, y nazcan flores nuevas,
cada vez llenas de más colores.

Fotografía por Luis Torres

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *