Donají: flor de mi corazón

Con tu sencillez bien sobresales,
sin vanagloria, no finge tu alma,
recoveco de poses naturales.

No finge tu figura, ni finge tu sonrisa;
la falacia, mi utopía;
mientras tú, tan divina, escurridiza.

Sigues siendo de colores,
Recuerdo omnipresente,
pestañas de mil flores.

¡Qué dicha del collar que rodea tu cuello!
Amaranto, siempreviva,
de tu bráctea que no marchita,

Sigues siendo de colores,
Recuerdo omnipresente,
pestañas de mil flores.

Fotografía por Thomas Listl

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *