Cuarentena

Preso entre paredes, preso del tiempo, preso de la inercia, me da por pensar; pienso en todas las veces que no hice lo suficiente, en todos los momentos que dejé pasar, en todos los te amo que no terminé de demostrar.

Viendo pasar el mundo, pienso en cómo éste puede terminar de un momento a otro sin dejar huella; y por absurdo que pueda parecer, lo único que ocupa mi cabeza en todo momento es ella.

Estaba seguro de que toda una vida no sería suficiente para poder retribuir todo el amor que de ella recibí; estaba seguro de que mi vida ahora se resumía a los momentos que junto a ella viví.

Mientras avanza el tiempo y se estanca la vida, recuerdo los días y las risas que me ha regalado; mientras me hago viejo entre estas paredes he llegado a la conclusión de que el final de mis días quiero vivirlo a su lado.

Aún queda mucho por ver, mucho por demostrar y querer, mucho amor que dar y absolutamente nada qué perder.

Fotografía por asketoner

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *