Cuando es insoportable la verdad

15 julio, 2018

Tengo miedo, de la vida, del tiempo, del brillo en sus ojos, demasiado brillo en su piel, piel de pantera perdida en la ciudad oscura, encendiendo un cigarrillo, deteniéndose para dejar de fumar.

Sabiendo que no vas a dejarlo, rompe tu memoria si no te ayuda, deja esta soledad: habla con ella, grita y llora. Pero no lo dejes solo. ¿Recuerdas ahora? el fruto de sus palabras destella en un minuto, los cronopios, los se-bucos, por qué también inventas palabras, es una nota a pie de página de la psicótica.

Vive y muere, olvídate de mí para siempre.

El hedonista en el malvado, el viejo maestro del antiguo rito, el hombre roto, cuya miseria está en el brillo de los tontos, en el corazón de la bohemia.

Misero peso del alma en la existencia misantrópica, exilio anónimo de una entropía cranky.
Vida y muerte sabor que es efímero.

Desata lo último que te conecta a la realidad.

Fotografía: Jamie Wdziekonski