Conciencia

Al viento van y vienen los sonidos de la naturaleza,
el mar, las cigarras, el canto de 400 aves
que componen una tierna sinfonía sin quererlo y
sin embargo un sonido mas bello falta en este lugar:
tu voz, tu alma.

La luna conspira en contra mia
destella con tal fulgor su luz
recordando cual mirada tuya
la intensidad de vida que se emana de tus ojos.

Es probable que el pensamiento me traicione,
me deje atrapado en un espiral de recuerdos infinitos,
encarnada en mis pensamientos decides marcharte
con gracia y tranquilidad, allá donde la espuma del mar
no pueda alcanzarte.

Una vez mas caigo ante tus pies y taciturno
contemplo las estrellas parpadeantes,
no puedo librarme de ti, estas en todos lados y
en ninguno al mismo tiempo.

Así seguiré, tras de ti hasta que algún dia el viento
y las olas del mar te lleven más allá de donde te pueda acompañar.
Detrrotado contemplaré como te alejas mientras
mi el mar y mi cuerpo ahora inerte se funden en uno mismo.

Fotografía por Jocelyn Catterson

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *