Coleccionista

El problema es que me gusta tu rostro, tu voz y las canciones que escuchas.

Eres como un coleccionista de música ochentera y yo de los recuerdos que tengo contigo.

Siempre te imagino, y me canso de hacerlo.

Conduces en las madrugadas, escuchando cualquier canción de tu excelente repertorio.

Lanzas un bostezo, seguido de una lagrima que se desliza por tu mejilla. La secas con la manga de tu sudadera e ignoras que te pasa seguido cuando bostezas.

Duermes en hoteles.

Te embriagas con whisky y cuando estás de ánimo agregas vodka.

Cocinas en ropa interior.

Te duermes a las tres de la mañana.

Compras tus  álbumes favoritos.

Fumas afuera de tu casa a las seis de la mañana.

Bailas música disco mientras te muerdes el labio inferior.

Fotografía: Ismael Castañeda

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.