Charlie Kaufman sigue vivo…

Debo alejarme 1968 millas,
hasta que dejes de verme.
Un dron nos espió por la ventana,
no se dónde esconderme.
Aún vive el monstruo y no hay paz.
No tengo una solución y Charlie Kaufman sigue vivo,
él se inventó el guion.
Ya no es como cuando éramos niños y
el señor rábano era el malo del cuento.
Son demasiadas horas sin dormir,
los dibujos de vapor en la ventana no me traen buenos recuerdos.
Necesito el punto medio y correr ya no me servirá.

Fotografía por Fernando Sarano

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *