Bendito

11 enero, 2021

Bendita sea la desilusión amorosa que me hizo entender que no a cualquiera se le abre el corazón, bendita sea la traición amistosa que me hizo comprender que no a cualquiera se le llama amigo y bendita sea la desilusión familiar que me ayudó a saber que hay personas que aunque lleven tu sangre no son tu familia, bendito sea todo lo malo que me ha pasado, que me ha ayudado a crecer como persona.

por

La rara de la clase, fiel creyente del amor bonito. Futura criminóloga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *