Bata japonesa-Kimono

La seda de la bata que me diste es tan suave como tus manos, bueno en realidad no, tus manos son aún más suaves.

Siempre que ocupo esa bata cuando estoy desnuda, siento como si tu me vistieras, no puedo creer que es tan grande el sentimiento con el que me diste ese último regalo, porque es enserio, cuando la tengo siento todo el amor que me tuviste.

La bata japonesa la compraste porque sabes que siempre quise un kimono, que lindo es saber que en esos momentos estando separados y enojados pensaste en mi, que triste que solo me viste una vez usándola justo la ultima noche que dormimos juntos.

close

¡Suscríbete a nuestro newsletter!

Recibe en tu correo una selección del contenido semanal, invitaciones, convocatorias, noticias, descuentos y promociones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *