Aviones de papel

8 febrero, 2021

Nos convertimos en aviones secretos,
que deambulan en la duda y en el fuego
con sus alas de un papel ya manchado
por la tinta que cayó de nuestros dedos.

Inocentes, estos aviones giran en silencio,
zurzan el olvido con sus marcas de sangre.
Pasean solemnes en rutas pasadas, pesadas,
por donde estas figuras rehacen su hábitat incierto.

Nos convertimos en papeles efímeros,
dobleces y transfiguraciones de amores abstractos:
dibujos de flores que persiguen lo eterno,
como si aquello pausara nuestro vuelo,
dejándonos con impaciencia en el aire.

Infinitos, estos aviones de papel caen en el sueño,
chocan con el recuerdo de un beso, de un muro;
se detienen, de pronto, a admirar un suspiro,
que pasó junto a sus bordes de masa liviana.

Nos convertimos en desapariciones lejanas,
de aquellas veces que flotamos en el agua.
Somos aviones de papel que nadan en el ardor del escorzo,
como si la casa más bien fuera el mañana,
porque allí se esfuma cualquier sentimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *