Autorretrato

3 enero, 2021

Tengo margaritas podridas escurriendo por los dedos.
Un cuerpo escuálido y un rostro que pide misericordia de amor.
Un alma vacía de afecto, marchita, con ojos que inspiran ternura y sin querer también lástima.

Fotografía por Michel Nguie

por

He pensado en quemar mi cama pero no tendría dónde dormir. Que cansancio ser.La vida y yo no nos llevamos bien.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *