• A propósito de un croissant

    1. Como vegana una de las cosas que más extraño pero he decidido dejar de comer es el pain au chocolat y los croissants hechos con mucha y buena mantequilla. No me mal interpreten, no soy una de esos “veganos” que solo come plantas por salud o por el medio ambiente y no toma en…

  • Un dátil al día

    ¿Cuántos bocados de melancolía puedes comer? Mi abuela, mujer firme, impecable —más sobria que un águila— vivió comiendo sólo un dátil al día durante tres años. La recuerdo casi esquelética, con su cabello color lila y medias moradas que —a pesar de ser de talla casi infantil— sus piernas delgadísimas no las alcanzaban a llenar…

  • Cena para dos y no solo dos

     ¿Para cuántas personas? Para tres. Éramos dos pero él comía por uno más. Un hombre con buen buen apetito o de buen comer siempre me es atractivo. Recuerdo la primera vez que salimos. Nos quedamos dormidos en una fiesta. No cogimos. Yo quería. Él estaba recién circuncidado. ¿Qué tipo de hombre se hace la circuncisión…

  • La tía sin nombre

    La tía sin nombre

    Tuve una tía de apellido Cardoso. Su nombre no lo sé, creo que no tenía. Todos se referían a ella como “la tía Cardoso”, incluso los que no eran sus sobrinos. En la familia nadie recuerda su nombre, sólo su apellido porque era diferente. Con ella la progenie Cardoso se extinguió y la familia siguió…