• sin título

    El cadáver enloquece,     el rugido de la ciudad lo ciega a través de sus gafas. Larvas llenan sus ideas; las cavidades donde guardaba sus órganos,     su saxofón, su bajo, se inundan con tierra blanda,     negra,     infértil. En un baño cerca,     o lejos, canta una bañera…