Ausencia

Nunca vimos el mar juntos.

Fue así como las olas no rompieron nada.

Como los atardeceres no nos iluminaron la frente.

Como la arena no conoció nuestras huellas.

Como la sal no curó las heridas.

Fue así como no nos hicimos de más recuerdos que nos hubiera gustado haber vivido,

Y fue así como comprobamos que quererse tanto,

logró que hasta lo que no se tuvo,

se hiciera ausencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *