Anónimo

Hoy he venido decidido a contarte quién soy yo, a describirte un porque de mí, quiero contarte como me llamo y como le gusta a mi mamá llamarme cuando la comida esta hecha, quiero contarte como hice para tener los mismos tenis por 3 años y que hago cuando las penas me llegan hasta el cuello. Platicarte como he caminado en la noche por veredas imaginándome el color de mi sonrisa. Explicarte como la vida se me hace tan corta y los momentos especiales tan largos, contarte que mis lapices no me duran y que cuando como cacahuates termino odiando más a los ajos. Sueño más de tres veces y duermo solo una, quiero contarte lo que le pido al destino cuando cierro los ojos y junto las manos, así como lo que hago cuando me destapo mientras duermo, y los pies se me congelan. Pero  lo más importante, es que quiero que descubras como siento, a donde van mis pensamientos cuando la distancia me roba la mirada. Todo esto lo aprendí cuando entendí quién soy yo.

¿Cómo lo logré?

El tiempo me ha enseñado que no nací y ya existí, porque no recuerdo como se siente respirar por primera vez. Respirar me hizo aprender que siempre viviré por algo más, que sin creer me cuesta vivir y sin vivir jamás existes. Comprendí que el significado de tu nombre es historia y el de tus apellidos esfuerzo. Que mi primera palabra fue amor mientras mi mirada flechaba los ojos de mi madre, aprendí que el corazón duele con acciones y palabras, entonces se activa el dolor y sube hacia tus ojos haciéndolos llover, al terminar la lluvia cae en tu corazón volviéndose convicción y carácter. Sostuve una regla para medirme y saber que me faltaba para llegar al cielo.

Debo decir que esto pasó cuando miré atrás, cuando una explosión me fundió en suspiros y emociones. VOLVÍ Y ENTENDÍ.

Nunca descubrí quien soy, pero entendí porque existo. Cuento uno…dos…tres… y miro atrás y todo comienza.

Me levanto con dudas y me duermo con sueños. Entendí que me llamo como me ha llamado la vida. Uno…dos…tres… Me pongo de pie, camino hacia adelante, miro atrás y todo pasó una vez más. Por ahora sé de que estoy hecho y poco a poco descubrir quien soy, lo intento una vez más. Uno…dos…tres… Ahora estoy sentado escribiendo una pregunta en mayúsculas ¿QUE QUIERO DECIR?. Uno…dos…tres… Escucho que mi madre me ha gritado «fernandito, la comida esta lista» ¡Feeeer!, por ahora ya sé que me llamo Fernando. Uno…dos…tres… Que la vida pasa y tengo que parar. Uno…dos…tres… ¡Esto esta fuera de control!, ahora sé que me gustan las fresas sin crema y tomar fotos de los atardeceres. Tengo que parar….. ¡YA!. No quiero descubrir algo que mi mente no pueda procesar. Cada que cuento, el conocerme más se vuelve un juego de niños y me alimenta el alma.Suspiro y entiendo.. solo faltaba mirar un poco atrás.Ahora que tengo el borrador de los años que he pasado, solo puedo dejar que el tiempo venga a mi y no ir a él. A nadie le gusta mirar hacia atrás por tanto tiempo.
No puedo esperar a seguir viviendo un poco más.

¿Tú te conoces…? ¿no?

Entonces cuenta..
uno…dos…

Fotografía por Nastya Pestrikova

Avatar

Me dedico a estudiar la licenciatura en nutrición, soy pasante, doy consultas y ayudo a las personas a llevar un perfil de salud correcto. Escribo por las tardes algunos textos que me ayudan a conocerme un poco más, escucho música cada momento que quiero cantar o bailar, también coloreo libros infantiles, disfruto mucho las películas de terror, las series españolas, las largas jornadas de risas con mis amigos y la leche fría con galletas de choco-vainilla, Básicamente me dedico a ser feliz.