Animal doméstico

24 mayo, 2019

No podría esperar más de todas esas personas que me rodean

Aquellas formidables sonrisas y esos singulares gestos de repugnancia,

No puedo pedir mucho a mis seres queridos por contrarío

Tampoco deberían esperar mucho de mí.

 

He estado estos últimos años perdiendo el tiempo en una reflexión metódica que no me lleva a nada

Igual solo me ayuda a pirarme más y a hacerme  autosuficiente de una ineptitud incomprensible;

He hablado con Ana sobre los finales,

He hablado con mis amigos sobre la metáfora perfecta

Es aquella  isla prometida a la que nunca se llega,

Pero cuando uno cree estar lo suficientemente cerca,

El panorama cambia

Los amigos, el amor;

En pocas palabras el blanco es otro,

Las direcciones cambian y lo que pareciera el último paso para llegar

Se multiplica

La isla se vuelve lejana, brillante

Se alcanza a olfatear la humedad de las olas pero no su sonido, comienza la bruma

No me queda más remedio que seguir con este juego de palabra y metáfora sic.

He intentado acomodar todas las piezas

He robado ideas y me han robado una buena cantidad de ellas y de dinero

Pero

Cuando de verdad lo poco es poco y lo que pareciera tanto no vale la pena

El juego cambia

Y cuando hablo de “el juego” hablo de aquellas impresoras que esquizofrénicamente intentan darle forma al asqueroso libro que el  escritor más genérico de la ciudad pudiera concebir,

Entonces no quisiera parecer un idiota detrás de aquellas interminables filas de pseudo artistas en busca del mejor verso mientras miro mi mano mugrosa, pintada a pluma con “el mejor verso”

Casi borrado por el sudor que me produce el vértigo de ciertas situaciones,

Entonces cuando es mi momento

Cuando creo que es mi momento y el editor me mira con los mismos ojos

Con los que me miraba a mi gato esta mañana,

Y Me dice que mi “mejor verso” no es mi mejor verso

Qué esto está bien

Y aquello no

Me dice que confíe, que es “de los grandes”

Y yo me pregunto:

Mi gato bebe agua, come, vaga por no sé dónde, duerme  y odia más de lo que ama,

Me aconseja a veces sobre lo que debería hacer estando frente a él

En esos momentos mi gato pareciera “de los grandes”

Al llegar a casa después de un largo día

Yo y el monitor arreglamos aquellas cuentas pendientes con “el mejor verso”

Y mi gato se sienta a un lado,

Y maúlla,

No le importa nada,

Él solo sigue a diestra y siniestra

Esperando a que alguien más lo mantenga acosta de sus chillidos:

Chillido necesito que cambies la arena

Chillido necesito más comida que la que hay en el plato

Chillido necesito atención

Chillido necesito salir

Entonces “chillido” se convierte en “el mejor verso”

(Y lo escribo)

Acaso, ¿él no es el mejor de los poetas?,

Yo no sé sí al llorar me intenta ayudar con “el mejor verso”

He pensado que sí

Después de haber leído las últimas publicaciones de mí círculo de amigos sic

Pienso: ¿será que mi gato me estará traicionando?, ¿por qué esté libro tiene los versos que mi gato me maullaba? ¿Por qué no regreso anoche?, ¿será un espía?.

Bueno, después de ser rechazado de nuevo por el editor me pregunto

¿Cómo se es un gato?, intento maullar pero piensan que ladro

Intento decir un verso y piensan que miento;

Ya no sé qué hacer con tanta escritura,

Con tanta escritura y con los maullidos de mi gato

Con tantos gatos y tantos editores que me han mentido más de lo que podría creer,

No es que sea un zoquete pero sí para reconocer “el mejor verso” hace falta un buen amo

Seguiré siendo un vagabundo (mal escritor), por ahora que  ando sin cuidado

Porque  yo no sé cuándo ni cómo

Llegará  ese hombre con olor a esperma y flores

A adoptarme

A recoger uno de mis libros y decir:

¿Quieres venir a casa, dulce felino?

Y una vez en casa, me mostrara un block de hojas y las moverá de manera morbosa

Predicándome un hambre

Después la esquizofrénica impresora pasara horas y horas haciendo lo suyo

Y con aire gritara:

CONTEMPLAD A MI NUEVA MASCOTA.

Fotografía por Anna Paola Guerra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *