Amantes de lejos

5 agosto, 2018

Nos conocimos por primera vez a través de nuestras miradas, ambos curiosos del extraño que estaba frente a nosotros.
¿Qué estará pensando?.
¿Estará bien sonreírle?
¿Por qué no voltea en mi dirección?
Preguntas rodeaban nuestra ilusión .

Aquella tarde nos conocimos por segunda vez
Intercambiamos números y sueños.
Meses después, creíamos que iba a ser eterno.P

Pero llegó el día en el que nos conocimos por tercera vez, y como dicen, la tercera es la vencida.Nos venció la realidad.

Tan solo si las palabras hubieran callado,
si no te hubiera saludado aquella tarde.
Si tan solo nos hubiéramos dado cuenta que las mejores citas eran cuando nuestras miradas se encontraban, tal vez todo hubiera sido diferente.

Ahora me doy cuenta qué a veces es mejor hablar con la mirada y ser amantes de lejos.

Fotografía: Nik To